Imprimir

Agente aduanera se quejó por el trato que recibe de la gente y la gente se queja del trato que recibe en la Aduana

2017-04-18 |

 La agente aduanera Silvia Gomis se refirió a lo sucedido este fin de semana largo  en el Paso Fronterizo San Sebastián con viajeros que fueron a Punta Arenas. Remarcó que la “gente solo quiere pasar, pero no quiere ser controlada, además de presentar facturas truchas”. Puntualizó que alrededor de un 70 % superó los “150 dólares de franquicia”. Lo cierto es que la mayoría de las veces son los viajeros los que se quejan por el trato que reciben de gran parte del personal de Aduanas a quienes también se les reclama respeto.

RÍO GRANDE.- La integrante del SUPARA (Sindicato Único de Personal Aduanero de la República Argentina) de Tierra del Fuego Silvia Gomis se refirió a las distintas situaciones que se produjeron en el Paso Fronterizo San Sebastián durante este último fin de semana largo. La funcionaria de Aduanas se quejó de la falta de respeto" siendo que la mayoría de las veces son los mismos viajeros los que se quejan del trato y las desconsideraciones que reciben del personal de Aduanas.
Por FM Aire Libre, Gomis señaló que “apenas salía la gente se le avisaba que si iban a Punta Arenas, al regreso debían traer los tickets, dado que los controles se iban a realizar tanto afuera, como adentro”.
Gomis relató que el regreso de la gente comenzó a registrarse "el sábado por la tarde, como el domingo temprano, teniendo en cuenta que el paso 1 es Migraciones, y el paso 2 Aduana, entonces en Migraciones se le pide que este toda la familia, mientras que Aduana solamente se les pide a la gente que solo pase el propietario, teniendo en cuenta que con el paso del tiempo el lugar quedó chico, lo cual generó que la gente nos faltara el respeto, si bien no fue todo el mundo, si lo hizo mucha gente”, se quejó.
Además aseguró que "mucha gente nos impedía revisar aduciendo que era propiedad privada, cuando lo comprado eran Ipad, computadoras, teléfonos, encontrándonos con escondites de los más risorio como lo es esconder debajo de la silla de los bebes, por ejemplo”.
También especifico que "hubo mucha gente que bajaba con todos los tickets y pagaba como debía cuando se excedían de los 150 dólares habilitados por persona" recordó que esto incluye  "ropa, comestibles, bebidas", y se quejó de las excusas que habrían puesto los viajeros porque " todos saben que es lo que se puede pasar, y que no, cuando viven pasando”, aseguró la agente aduanera a pesar de desconocer si todo el mundo sabe  cuáles son los trámites, Derechos y obligaciones que tiene cada uno y por lo cual para ello están los agente aduaneros.
La funcionaria pidió, además, que la “gente sea transparente, sea sincera, y que declare lo que trae"  dado que "al pasarse de los 150 dólares se cobra un excedente”, pero además lamentó que “mucha gente ‘chapeó’ con no querer pagar aduciendo que era fulano, o mengano".
También criticó porque "los que más tienen, eran los que menos pagaban, además de recibir los insultos, la falta de respeto, el no entender que tienen que hacer una fila donde tiene que estar el propietario, que te esconden las cosas, que nos las quieren bajar, que te dicen que te van a denunciar por estar controlando" aseguró molesta.

Gomis también reprochó que los agentes aduaneros deben estar "12, 14 horas sentados en la silla, donde te podes mover, ni siquiera para ir al baño, porque se quejan, sin entender que somos seres humanos, además de no tener buena señal, se te cuelga internet, se te cuelga el sistema, sin poder hacer nada, pero no pueden comprender que nosotros también somos seres humanos” se justificó la funcionaria a pesar de que muchas veces los pasajeros deben esperar largos minutos para que estén disponibles los agentes aduaneros, y cuando la gente se impacienta reciben, como contrapartida, una atención desconsiderada, además, pocas veces hay cuatro aduaneros juntos trabajando en el mismo momento.

Asimismo mantuvo que a lo “largo del fin de semana organizamos las filas de entrada por un lado, y los de salida por el otro”, dijo, al tiempo que diferenció el sistema de Chile respecto del argentino al manifestar que en “Chile no tienen la ley 19640, no tienen los autos afectados como tenemos en Tierra del Fuego, donde tenes que darle entrada, que entren en término, todo se controla, pero la gente quiere llegar, pasar, no pagar nada,  que no se la controle”, reprochó.

Gomis recordó, por otra parte, que cada persona puede ingresar artículos por un valor de “150 dólares mientras que no sea mercadería repetitiva para fines de lucro, con lo cual incluye ropa, electrónica, entonces cuando te pasas de esos 150 dólares, tenes que pagar el adicional, esto es lo que la gente no entiende”, se quejó.

Además se justificó por la falta de mayor presencia aduanera y aseguró que "la gente se quejaban porque no había más gente atendiendo, pero no las hay porque no hay más espacios para poder seguir poniendo más computadoras, no es culpa nuestra que el complejo haya quedado chico”. 

Desmintió maltrato de la Aduana

Gomis tampoco se hizo cargo de la mala atención que suelen brindar algunos agentes aduaneros y de la cual suele ser víctima la gente que se dispone a viajar y debe someterse a la mala educación, mala predisposición y una atención lenta y desganada.

Pero esa mala atención o mala predisposición no es cuando le comunican a la gente que la va a revisar sino cuando tiene que firmar y sellar el formulario de salida de un vehículo afectado a la Ley de Promoción Industrial o cuando responde de mala manera; o cuando demora en atender a los viajeros. 

Volver

Volver

© Tiempo Fueguino 2017 - Todos los derechos reservados