Imprimir

Guerrero declaró que no siguió el protocolo “por acatar un nuevo oficio que suponían que dejaba sin efecto al anterior”

2017-10-10 |

El Comisario Marcelo Guerrero, ex jefe de la comisaría 5° de Río Grande, debió prestar declaración ante el Juez Cesari Hernández, en el marco de la causa que investiga los hechos sucedidos en el mes de mayo de este año, cuando Guerrero no habría puesto en funcionamiento el protocolo de defensa de una víctima de violencia de género, lo que provocó que el agresor pueda acercarse a la víctima.

En diálogo con Fm Aire Libre, el abogado defensor de Guerrero, Dr. Fernando Lapadula expresó que su defendido declaró por una hora y “es la primera oportunidad  que tiene de conocer el hecho por el que se le imputa y las pruebas que tiene el expediente”.

El Dr. Lapadual consideró que, “con las declaraciones efectuadas y con alguna medida de prueba que se va a llevar a cabo a raíz de las declaraciones efectuadas, creemos que vamos a tener un sobreseimiento”.

En su declaración Guerrero aclaró que, “siempre se ha cumplido y que se dio la orden de que la consigna estuviera en ese lugar”.

Además indicó que había  “dos oficios con órdenes diferentes”, lo que generó que, “el personal dependiente de él (Guerrero), no asistió a la consigna por acatar un nuevo oficio que suponían que dejaba sin efecto al anterior”.

La imputación que pesa contra el Comisario Guerrero es por incumplimiento de deberes de funcionario público, “por la omisión del cumplimiento de una orden  judicial”, que derivó en “un presunto abuso a una persona que debía tener una custodia policial por una orden emanada del juzgado y que aparentemente no estaba la consigna cuando ocurrió el hecho”.

Por último el letrado opinó que Guerrero debe ser sobreseído y que no existe ninguna responsabilidad penal.

Volver

Volver

© Tiempo Fueguino 2017 - Todos los derechos reservados