Imprimir

Crucen entre el municipio y el gobierno por la nueva planta de tratamiento de líquidos cloacales

2017-09-12 |

 MARGEN SUR

Desde el municipio consideran que la obra que encara el gobierno está mal planificada y desde el gobierno aseguran que la Planta será la adecuada para el lugar. Melella consideró que, “corrupción no es sólo robarte la plata. Corrupción es hacer una obra que no te va a servir como la planta de tratamiento de líquidos cloacales”. Por su parte el presidente de la DPOSS salió al cruce y justificó cada decisión tomada y resaltó que, “la DPOSS entra en Río Grande porque el Estado Municipal ha estado ausente”.

 

 

RÍO GRANDE. -  EL municipio de Río Grande proyectó la construcción de una planta de tratamiento de efluentes cloacales para abastecer a 40 mil personas, el Proyecto fue presentado y aprobado por el Fideicomiso Austral, pero nunca llegó el dinero a las arcas municipales como para poder avanzar.

Con la llegada del nuevo gobierno a nivel nacional y provincial, el envío de fondos para obras se complicó tanto para la ciudad de Ushuaia como para la de Río Grande. Ambos intendentes debieron afrontar parte de las obras con fondos propios y postergar algunas otras.

La administración de Mauricio Macri tomó la decisión de no trabajar en conjunto con los intendentes Walter Vuoto y Gustavo Melella, por lo que los fondos para obras municipales son enviados al gobierno de la Provincia.

En esta etapa comienza un nuevo inconveniente ya que el gobierno no trabaja con los municipios, por lo que avanza en obras de manera independiente, más allá que una vez que esté finalizada, sean los municipios quienes deberán hacerse cargo de su funcionamiento.

Bajo este panorama es que el gobierno decide enviar un nuevo proyecto al Fideicomiso Austral para construir una Planta de tratamiento de líquidos cloacales, que, según los dichos de funcionarios provinciales, abastecerá a 35 mil personas, menos de las que viven actualmente en el sector.

 

“Corrupción es hacer una obra que no te va a servir como la planta de tratamiento de líquidos cloacales”

 

El intendente Gustavo Melella cuestionó el proyecto para las características del proyecto anunciado por el Gobierno provincial, asegurando que resulta insuficiente para atender las necesidades de la población radicada en ese sector de la ciudad.

“Si vos hacés una Planta para 20 mil personas y sabés que hoy tenés más de 35 mil, estás malgastando el dinero”, explicó Melella a través de los micrófonos de Radio Nacional Ushuaia y aseguró que el presupuesto de la obra “es similar al que había presentado el Municipio para 40 mil personas”.

 “Cuando lo escucho al Ministro del Interior (Rogelio Frigerio) hablar de ciertos temas pregunto cuánto se quejaron del gobierno anterior y cuánto hacen lo mismo”, sostuvo Melella, considerando que “si fueron críticos con el Gobierno (nacional) anterior en temas de corrupción o en temas de discrecionalidad que le dan a los amigos, a mi permítanme tener la misma sensación en cuanto a ambas cosas”.

En ese sentido, Melella manifestó que, “corrupción no es sólo robarte la plata. Corrupción es hacer una obra que no te va a servir como la planta de tratamiento de líquidos cloacales”.

“Vos lees el discurso y es todo lindo, pero si vas a hacer una obra hacéla bien, porque corrupción no es llevarse bolsos de plata nada más, eso también es corrupción y para eso está la justicia, pero también corrupción es hacer mal una obra desde el inicio y esto está sucediendo”, afirmó.

Por último, confirmó que, “la realidad es que esa obra hoy queda chica”.

 

“Estamos muy tranquilos con la decisión que estamos tomando”

 

Por su parte el presidente de la DPOSS, Guillermo Worman salió al cruce de las declaraciones del intendente Gustavo Melella y evaluó que, “muy preocupante” que el Municipio de Río Grande cuestione al Gobierno Provincial.

 El funcionario provincial dijo, en Radio Nacional Ushuaia, que “se trata de una obra ideada para mejorar sobre todo las condiciones de salud de la población, allí no hay ningún tipo de tratamiento sanitario y, además, una mejora en las condiciones ambientales”.

Worman resaltó que, “el Municipio está condenado por un fallo de la doctora Liliana Herráez a cesar con la contaminación, y asociadamente el Gobierno fue involucrado en esa condena para articuladamente resolver un tema que es crucial para la ciudad de Río Grande”.

 “Desde que anunciamos que se iba a hacer esta obra, yo no tengo capacidad de entender por qué el intendente en lugar de acompañar o trabajar conjuntamente esta inversión, sale con estas declaraciones”, comentó.

El presidente de la DPOSS detalló que la obra, “se resolvió conjuntamente entre el personal del IPV y personal técnico de la DPOSS, no menos de diez ingenieros, el equipo del PROMEBA, la dirección técnica del IPV. Los tres equipos, acordamos junto con la gente de la subsecretaría de Hábitat de la Nación que allí hacía falta este tipo de planta con este tipo de inversión”.

Worman informó que, “según la secretaría de Planeamiento de la Provincia hay una población de 26 mil habitantes”, en Margen Sur y que se prevé una planta, “que inicia con capacidad para tratar para 30 mil habitantes, con una segunda etapa de 50 mil habitantes”.

El funcionario sostuvo que “las consideraciones personales o políticas que pueda hacer el intendente o que pueda hacer yo, son secundarias a la labor técnica de equipos que están más allá de quien esté administrando la DPOSS, el IPV o el Gobierno. Esa es una discusión que le interesa instalar al intendente y que no tiene sustento técnico”.

En cuanto al monto de la obra, desmintió lo planteado por Melella y aseveró que, “el 22 de septiembre del año pasado, el intendente firmó una nota, donde le pide al Fideicomiso Austral 350 millones de pesos, y nuestra obra sale 255 millones de pesos. A mí me llamó la atención una Planta Cloacal para la Margen Sur por 350 millones a septiembre de este año, la cotizamos a 255 millones”.

“La verdad, nosotros estamos muy tranquilos con la decisión que estamos tomando” aseguró y agregó que, “estamos pensando, no en la discusión chiquita con Melella, sino en la lamentable situación que vive la gente que está radicada en ese sector, prácticamente abandonada por el Estado”.

Finalmente, dijo que “el intendente sale en la radio a cuestionar el tipo de planta, a instalar como si hubiera alguna cuestión detrás, pero mientras tanto la gente está sola, sin ningún tipo de atención, vulnerable a cualquier tipo de operación política y clientelismo. La verdad es que la DPOSS entra en Río Grande porque el Estado Municipal ha estado ausente”.

Volver

Volver

© Tiempo Fueguino 2017 - Todos los derechos reservados