Imprimir

“La pobreza y la verdad no valen, no tenemos derechos a nada”

2017-03-15 |

 Paola Cano, madre del pequeño Mateo Aaron Cano quien falleciera producto del zamarreo efectuado por Luis del Valle Velázquez, se mostró dolida con la Justicia. Fue luego de conocerse que el ex Legislador fue beneficiado con la “Libertad Condicional”. Aseguró que habría utilizado su poder y la política para que lo apoyen, incluso no descarta que haya pagado para ello. Si bien se sentía esperanzada de que haya justicia, asegura que fue defraudada. “Es muy indignante lo de la Justicia, los pobres no tenemos derecho, si yo hubiese sido una chica con plata o esto hubiese ocurrido acá en Córdoba, esto no pasa, yo tendría justicia por mi hijo”.

 

USHUAIA.- Luego de conocerse la noticia de que la Justicia le concedió el beneficio de la “Libertad Condicional” al ex Legislador Luis del Valle Velázquez, la madre del pequeño Mateo Aron Cano se mostró molesta y decepcionada con los magistrados.

En diálogo con Radio Nacional Ushuaia, Pamela Cano madre del niño que le provocara la muerte Velázquez tras zamarrearlo con fuerza en 2010, fue muy crítica para con la Justicia fueguina. Aseguró que tomó la noticia con “muchísima indignación, porque la Justicia ignoró totalmente todo, porque si vamos a hablar de los testigos y las pruebas y la propia declaración, donde explicaba la manera en que había hecho su acto, de cómo había asesinado a mi hijo sin piedad, pero sin embargo, por su poder, un tipo con plata, la muerte de mi hijo quedó totalmente en vano, el quedó limpio de toda culpa”.

Por otro lado, la mujer aseguró que días atrás se presentó ante la Suprema Corte donde dialogó con un secretario. “Allí yo le conté toda la verdad, la realidad, porque no solamente asesinó a mi hijo, sino que nunca me acompañó, siempre habló mal, decía que yo había asesinado a mi hijo, mi hijo tiene una fractura en el cráneo y de esa fractura no se habla, no se comenta y todo eso está y de la forma que se abusó de mi ignorancia y mi soledad”.  Por otro lado, agregó que “a mí me mostraban papeles del forense que decía que mi hijo falleció por un golpe de vieja data, que tenía un pequeño derrame, que eso no hubiese pasado en los brazos de él (por Velázquez), quedó impune la muerte de mi hijo”.

Por otro lado, la mujer recordó el momento en que se produjo la situación entre Velázquez y su bebé de siete meses. “Mi hijo le tenía terror, le tenía muchísimo miedo y eso yo lo dije. Podrían haber hecho una reconstrucción del caso”. La mujer comentó que cuando ingresó a ducharse, comenzó a escuchas a su hijo llorar estando al cuidado de Velázquez. “Yo le silbaba para que se calmara y no lo hacía y le comencé a pedir que me lo llevara. En ese momento sentí una presión en el pecho y salí automáticamente del baño y Velázquez ya estaba abajo con mi hijo en brazos como que se estaba durmiendo y me dijo acá está, se está durmiendo”. Tras esta situación, la mujer se vistió y en ese momento asegura que Velázquez tomó al pequeño y salió en busca de ayuda. Así fue que la joven tomó al niño y fue llevada hacia el hospital, y al retornar al hotel, en la habitación solo se encontraba la ropa de la mujer, indicando que Velázquez se había retirado.

“Nunca me llevó al hospital, nunca fue y le dijo a los médicos lo que había sucedido. Una persona que no tiene la intención de matar e hizo lo que hizo, se arrepiente, porque era un bebé de siete meses, estaba sano. Quizás si llegaba antes se podría haber salvado, pero él nunca cooperó con los médicos”.

Pamela entre lágrimas sostuvo que “Yo fui a Ushuaia porque me dijo que me iba a dar la plata para una casa, yo no soy una prostituta, tenía una necesidad muy grande”.   

“La Justicia está para defender a la gente, mirá Velázquez todo lo que hizo y salió limpio, porque él hasta el último momento se declaró inocente; nunca mostró arrepentimiento, nunca largó una lágrima”.

La mujer explicó que se esperanzó para que la Justicia la escuchara, “yo todo lo que he vivido y he hablado es verdad. El tres de marzo cumplió siete años, me mataron un hijo, me mataron de por vida. Siempre he tenido el consuelo de la Justicia, de decir que la verdad ganó, que la dignidad puede más, pero no. La pobreza y la verdad no valen, no tenemos derechos a nada, era solamente mirar un expediente y mirar la verdad, ver la realidad de los hechos que pasaron. A Velázquez la Justicia lo acompañó, lo apoyó, y eso yo puedo estar bien segura que él ha pagado muchísima plata para que lo apoyen y salga. Yo he sido testigo de las veces que lo he visto llevar, el repartía fangotes de cien mil pesos a mucha gente. Viajaba a Buenos Aires, Santa Fe, ha llevado un bolso con más de un millón de pesos, dólares, y por eso en el juicio cuando yo declaré por mi hijo, tuve que declarar porque a él se lo culpaba por otras cosas también. O sea que a mi hijo lo metieron más en un puterío político y no hacer justicia por una víctima. Nosotros por ser pobres no merecemos nada”.

Asimismo, la mujer agregó que “un año y dos meses y 23 días por matar a un bebé, después de tres años que se lo condenó a él y mientras tanto él vivió su vida normalmente”.

Paola Cano sostuvo que “es muy indignante lo de la Justicia, y es como yo digo, los pobres no existimos para nadie, los pobres no tenemos derecho para nada, si yo hubiese sido una chica de mejor nivel o con plata o esto hubiese pasado acá en Córdoba, esto no pasa, yo tendría justicia por mi hijo, tendría algo de consuelo después de tanto dolor y sin embargo no lo tengo y voy a tener que vivir el resto de mi vida con esto”, concluyó la madre del pequeño Mateo Aaron Cano que falleciera producto de las lesiones provocadas por Velázquez. Finalmente, y entre lágrimas, la mujer agregó que “Velázquez es un asesino y sin escrúpulos”.

Volver

Volver

© Tiempo Fueguino 2017 - Todos los derechos reservados