Imprimir

Psicoanálisis Lacaniano y época

2017-03-13 |

 Empuje al Consumo:

 En la época actual de la globalización, del avance científico y tecnológico,  se empuja a la lógica del consumo desenfrenado, donde pareciera que los objetos que proliferan, a tiempos vertiginosos y efímeros buscan completar al ser humano en un ideal de felicidad o de satisfacciones inmediatas y a la carta….donde pareciera que cada sujeto logra asi por un momento taponar su falta en ser con tener, o lograr con un aparatito satisafacer sus deseos en forma inmediata.

 Ahora bien, hay que decir claramente, que esta lógica de la felicidad que nos ofrece el consumo, nos deja cada vez más como meros objetos consumidos, en donde el lazo a las adicciones y las soledades subjetivas anónimas se anudan propiciadas por esta época en diversas modalidades sintomáticas, que ponen en tensión estas lógicas de la actualidad.

 

Empuje a las mediciones:

Como psicoanalistas que debemos leer los síntomas de nuestra época no podemos desconocer el empuje a la estandarización, al para todos, al universal, al modelo de cuantificación, de medición.

 En este sentido el ser es definido, cercado por el número, la cantidad, reduciendo asi cada vez más,  la condición de sujeto a un número, una cifra en pos de borrar, lo más particular de cada quien, el uno por uno, la singularidad.

Lo que cuenta hoy son las grandes bases de datos estadísticas, la elaboración de cuestionarios y protocolos universales.  Jacques Alain- Miller en su libro Psicoanálisis y Política hace referencia al pensarse en términos de cuestionarios: ¿le ocurre estar triste?...un poco, nunca, rara vez, mucho, sin cesar; luego se ubica un promedio y  se hace un porcentaje…Ud. estaría dentro de este encuadre.

Enfatizamos entonces que este método de interrogatorio, prescinde cada vez más de las palabras, del testimonio del sujeto.

Como podríamos  medir con casilleros, porcentajes, protocolos el sufrimiento, la felicidad, el deseo…Para el psicoanálisis la única evaluación posible es la singularidad, es encontrar en las huellas de una historia los divinos detalles, es implicar a un sujeto en un lazo donde la palabra toma valor de testimonio particular y de historizacion.

 

 Singularidad, subjetividad:

De manera simple es invitar con la escucha del analista en cada caso a que un sujeto exprese su sufrimiento, un niño, los padres, un adolescente, una institución…siempre caso por caso.

En esta era de las pantallas, de la proliferación de las redes sociales, de los tiempos virtuales, vertiginosos, de las identificaciones frágiles, de la medicalización, la estigmatización,  la segregación y las violencias… La vida liquida al decir  de Bauman, la era del vacío, de lo efímero, al decir de Lipovetsky,  en cada época debemos leer la complejidad de su malestar y las subjetividades que la lógicas de época producen: adicciones, hiperactividad, stress, ansiedad, de-presión….entre varias otras.  Para comprender así,  la presentación de  nuevas patologías , las nuevos envoltorios de presentación de los  síntomas que no implican  una mirada nostálgica del tiempo pasado fue mejor sino del presente que nos toca vivir para orientarnos con la ética que el psicoanálisis nos propone  la de la singularidad, del caso por caso.   

 

 

Licenciada en psicología Florencia Lafourcade

Psicoanalista, Ushuaia

Miembro de la Escuela de la Orientacion Lacaniana

Miembro de la Asociacion Mundial de Psicoanalisis

Volver

Volver

© Tiempo Fueguino 2017 - Todos los derechos reservados