Imprimir

Un puerto para el desarrollo

2017-07-17 |

 Hace dos años el 70% de la carga iba a Río Grande, hoy solo el 55%

 

El presidente de la Dirección Provincial de Puertos, Néstor Lagraña, dio detalles del movimiento de contenedores. Explicó que el volumen de carga hacia la ciudad de Río Grande se ha reducido en un 15%, en los últimos dos años. Además reveló que el Puerto de Ushuaia opera solo con buques nacionales y que todo se hace a través de Buenos Aires o hacia Buenos Aires. También habló de los cambios implementados para optimizar la terminal portuaria. Anticipó los beneficios que traerán las obras de remodelación y ampliación del muelle.

 

 

USHUAIA.- El titular de la DPP (Dirección Provincial de Puertos), Néstor Lagraña, dio detalles del movimiento de contenedores y también mencionó los beneficios que traerán las obras de refacción de la terminal portuaria.

Con respecto al primer tema, indicó que en el primer semestre de 2016, hubo alrededor de 30 mil movimientos. Aunque todavía no han cerrado las estadísticas del primer semestre de 2017, a la fecha se han registrado 28 mil movimientos. “Esto hay que hacerlo al finalizar el año porque cada una de las actividades tiene su particularidad no es que en forma matemática vamos a tener el mismo movimiento y la misma cantidad de barcos”, expuso.

Recordó que en 2016 eran cuatro los buques que hacían el cabotaje nacional operando con contenedores. “A principio de este año quedamos con dos pero eso no significa que se haya perdido la capacidad de bodega. Teníamos  barcos que traían entre 400 y 500 contenedores. Hoy tenemos barcos más grandes que traen entre 800 y 900 contenedores por movimiento. El Perito Moreno cuando termine su operatoria va a tener 1.500 movimientos. O sea que estamos duplicando la capacidad operatoria de dos buques en uno”, explicó.

El funcionario mencionó que esto tiene que ver con directivas dadas por la gobernadora Bertone desde el principio de su gestión, con el objetivo de “trabajar en la competitividad para hacer el puerto más eficiente”.

Lagraña señaló que el proceso de eficientización comenzó el año pasado a través de un trabajo coordinado con la meta de reducir costos. “Si yo traigo un barco con 400 contenedores, el gasto del barco es el mismo pero si traigo un barco con el doble de capacidad de carga podemos reducir el costo del flete marítimo. En esa línea se fue trabajando tanto con autoridades nacionales, provinciales y las empresas que hacen este recorrido”, relató.

Con respecto al tráfico de contenedores, resaltó que todo lo que el puerto de Ushuaia recibe es cabotaje nacional, es decir que sale de Buenos Aires, y de Ushuaia va a Buenos Aires, y después de ahí sale a la exportación. “No es que nosotros recibimos buques directamente del exterior y salen de acá con carga al exterior. Por distintas cuestiones del punto de vista aduanero e impositivo, nuestra carga entra primero en Buenos Aires y cuando va a salir del país sale desde Buenos Aires y no desde Ushuaia”, indicó.

 

Hacer un flete más competitivo

 

“Tenemos dos líneas que hacen el cabotaje nacional a diferencia de los demás puertos de la Patagonia que no tienen ningún buque que haga el cabotaje nacional. Por eso toda nuestra preocupación es que sea más competitivo el flete marítimo”, destacó.

Realizó una comparación entre el flete marítimo y el terrestre. “Otra de las cuestiones que hay que tener en cuenta es que si bien el flete marítimo es el más barato de todos los medios de transporte y a pesar de que estamos a tres mil kilómetros de Buenos Aires, nuestra competencia en el flete es el camión, los costos son totalmente diferentes. El costo del camión es mucho más elevado que el del flete marítimo pero lógicamente un camión sale de Buenos Aires y a los 4 o 5 días el dueño de la carga tiene esa carga en el lugar de manera segura y más confiable cosa que nosotros se nos dilata mucho en el tiempo y no somos previsibles en ese sentido”, evaluó.

Lagraña expresó que “el flete marítimo alarga los tiempos en cuatro o cinco veces más que el transporte por tierra” ya que la operatoria en el puerto está sujeta a distintas situaciones como la climática, esto significa que la operatoria se corta si el viento supera los 20 nudos de intensidad, si llueve o nieva. “La operatoria en el puerto tiene otras complicaciones que hacen que esto sea más lento”, admitió pero enfatizó que “se realizan ajustes para ser más eficientes y competitivos”.

Otro dato expuesto por Lagraña es que hace dos años, un 70 por ciento del total de la carga que llegaba a Ushuaia iba a Río Grande mientras que hoy un 55 por ciento de la carga queda en Ushuaia y un 45 por ciento va hacia Río Grande.

 

 

Las tarifas del puerto

 

Debido a un reclamo expresado en las redes sociales por la Cooperativa Renacer, Lagraña fue consultado por las tarifas del puerto. Desde Renacer habían expresado que debido al nuevo tarifazo en combustibles, de 8.500 dólares que pagaban por traer un contenedor de insumos de China a Ushuaia, ahora pagan 10.000 dólares.

“Nosotros tenemos nuestra tarifa de lo que cobra el puerto de Ushuaia publicada en Internet. Somos un eslabón chiquito dentro de toda esa cadena logística que está integrada por los transportistas, que tienen su tarifa; por los que le brindan servicios de máquinas, la gente que agencia el buque, las personas que tienen a cargo todo el movimiento y los trámites aduaneros. Pero nuestra tarifa y lo que cobra el puerto está publicado en la página de Internet y es de acceso público”, manifestó.

“Las tarifas que cobra cada uno de los privados la maneja cada empresa, no hay una sola empresa, hay varias, los usuarios contratan la más conveniente pero nosotros en ese tipo de acción comercial nosotros no tenemos participación”, indicó.

 

Ya comenzaron los movimientos para refaccionar el puerto

 

El presidente de la DPP informó que “la obra ya empezó” y se está “trabajando en todo lo que tiene que ver con las oficinas técnicas y parte del obrador”.

Según indicó, la empresa que ganó la licitación de la obra deberá presentar el proyecto ejecutivo que será analizado por el equipo de inspección técnica. Este equipo puede hacer algún tipo de observación o no y eso, a su vez, tiene que ser aprobado por la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables.

“La obra ya empezó, ya hay varias órdenes de servicio, por eso están cumpliendo en parte, empiezan con el cartel de obra, con la instalación de la oficina y después esto lleva un trabajo previo para ver en sí que estén trabajando y colocando los pilotes”, comentó.

Una vez que se instalen las oficinas y el obrador se realizará un estudio de suelo que consistirá en cinco o seis perforaciones para ajustar el proyecto ejecutivo. “Tenemos un estudio de suelo pero hay que hacer cinco o seis perforaciones más para ver si hay algún tipo de variación. Eso tampoco complica la situación sino que hará que varíen los cálculos para variar la posición de los pilotes según las características del suelo”, precisó.

 

Los grandes cruceros podrán “hacer noche” en Ushuaia

 

Lagraña adelantó que generar 250 metros de prolongación de la estructura actual del muelle va a generar beneficios contrarrestando los problemas que padece la ciudad en temporada alta. “Muchas veces se habla de que los grandes cruceros hagan noche acá. Nosotros por una cuestión de espacio físico y falta de frente de atraque no lo podemos ofrecer. Esto paliaría todo ese tipo de situaciones. Vamos a salir a ofrecer que pueden hacer noche una vez que esté terminado”, remarcó.

Con respecto a la actividad de los grandes cruceros, dijo que el Infinity, que es uno de los de mayor porte, 300 metros de eslora, será reemplazado por un buque más grande en la próxima temporada. En este aspecto enfatizó que “se está haciendo todo el esfuerzo para que los primeros 80 metros de la ampliación del muelle estén listos para que puedan efectuar el cambio de barco”.

“Hoy este barco trae 3 mil pasajeros y el que venga va a duplicar dicha cantidad porque también hay un tema competitivo, cuantos más pasajeros traen, más económico puede ser lo que paga cada pasajero. Una situación similar pasa con el movimiento de los contenedores”, expuso.

 

 

Nuevos sistema de provisión de agua y lucha contra incendios

 

La obra implicará la reparación casi integral de la estructura actual en lo que respecta a sistema eléctrico, redes de provisión de agua y de lucha contra incendios.

 

Lagraña dijo que actualmente se utiliza la misma línea para proveer de agua potable a los buques y combatir incendios. El proyecto actual contempla una línea ficha de lucha contra incendios, que va a tomar agua de mar y una línea independiente que será utilizada para provisión de agua potable. “Hoy si nosotros tenemos que atacar un incendio lo tenemos que hacer con agua dulce. Este sistema, a través de un sistema de bombas, chuparía el agua de mar para la línea fija”, acotó.

 

La línea independiente de agua potable incluirá la instalación de un sistema de bombeo y de una nueva cisterna que tendrá mayor capacidad para brindar el servicio. “El sistema de bombeo nos va a permitir que en cada boca que nosotros suministramos a los buques haya una presión constante. Hoy, si nosotros tememos tres barcos sobre una misma línea, el primero recibe una buena presión, el segundo, menos y el tercero prácticamente nada”, ejemplificó.

 

Finalmente, indicó que “se va a reparar toda la banda de rodamiento que tiene la estructura actual que hoy presenta algunas grietas y pozos y el sistema de defensa ya que hace más de 17 años que no se hace nada en ese sentido”.

 

Volver

Volver

© Tiempo Fueguino 2017 - Todos los derechos reservados