Imprimir

Lavada de cara

2017-06-19 |

 A pesar de que hace algunos meses el hospital Río Grande fue pintado y pareciera que con ello llegó la renovación pero, no, sólo fue una pintada de cara. Tanto es así que en la guardia del mismo nosocomio no funciona la calefacción, y las personas que allí asisten, niños, mujeres embarazadas y ancianos se congelan mientras esperan a ser atendidos. Al parecer el Director del Hospital no recorre muy seguido las instalaciones. 

Volver

Volver

© Tiempo Fueguino 2017 - Todos los derechos reservados