Imprimir

Diáspora PJ golpea al FpV en las provincias

2017-05-18 |

 por ARIEL BASILE

 

La dispersión nacional del peronismo empieza a mostrar signos en las provincias. Y quien más parece sufrirlo es el FpV, que en los últimos días dio señales de aislamiento, ya sea por decisión propia o por imposición.

El pasado domingo, por caso, se realizaron elecciones municipales en Río Negro. Nueve localidades chicas, que suman un 4% del padrón de la provincia. Menos de 20 mil votantes, donde sólo el peronismo se presentó en el 100% de los distritos y el sello del gobernador Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro -JSRN-) llevó candidatos en apenas tres. Difícil nacionalizar un muestreo tan corto, pero sin embargo todos sacaron el termómetro y se dieron por ganadores. El FpV que comanda el presidente del PJ local, Martín Soria (hijo del gobernador Carlos, fallecido a un mes de asumir en 2011 acompañado por el mismo Weretilneck como vice, quien lo sucedió) también sobreactuó la victoria. 

Sin embargo, el festejo de Soria, intendente de General Roca y principal opositor a JSRN, se centró en Darwin, un pequeño poblado de 1.148 habitantes según el Censo de 2010. En esa localidad que cada febrero alberga la Fiesta del Obrero Ferroviario, el FpV le ganó al radicalismo. El candidato de Soria, Derlys Escudero, se impuso por 375 votos contra 355, y financió la campaña que lo llevó a la presidencia del Concejo Deliberante de Darwin con la venta de una moto en $4.000 y de un lavarropa (con centrifugado, como nuevo). Parece poco para un partido que gobernó el país.

La mirada triunfalista radica en que el FpV se impuso en cinco de las nueve localidades. Cierto. De la vereda de enfrente replican: en dos fueron la única lista en el cuarto oscuro. En otra el ganador viene del peronismo "pichettista", que acuerda con Weretilneck. Y la elección más trascendente por cantidad de votos, la de Jacobacci, el FpV quedó tercero detrás de JSRN y de la UCR. Vale aclarar que Soria denunció maniobras poco claras del oficialismo en esa ciudad: antes de la elección, llegó por "error" un cargamento del gobierno provincial en un vagón del tren patagónico que contenía desde frazadas hasta chapas. Folklore local. De todos modos, el oficialismo sacó el pecho y se quedó con las tres elecciones donde jugó (en una de ellas de la mano de una alianza con la UCR). Por su parte, el frente Cambiemos debutó con el pie izquierdo en la provincia y demostró que no tiene volumen en Río Negro (¿en la Patagonia?), y la UCR tradicional se quedó con un solo distrito.

Por otra parte, en Cuyo, el rumbo del FpV sufrió un duro revés en Mendoza este fin de semana. Como publicara este medio, la convención del PJ determinó la desaparición de la denominación FpV en los bloques legislativos de Diputados y de Senadores. Ahora se unificarán bajo el nombre de Partido Justicialista y aglutinará todo el ancho de la avenida peronista. 

La senadora nacional Anabel Fernández Sagasti acusó a la dirección local del partido de querer "manejar el PJ como una cooperativa sin vocación". Por su parte, el presidente del peronismo de Mendoza, Omar Félix, pidió al FpV "adaptarse a la nueva realidad" que, según dijo, "no es la misma que hace dos años".

En el norte el FpV también tuvo sus cuitas. Las críticas que el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, le prodigó a Cristina Kirchner en las últimas semanas provocaron un movimiento lógico en la política local: el Partido de la Victoria (PV), que representa al kirchnerismo provincial, se alejó del frente oficialista.

La decisión definitiva se tomó la semana pasada cuando en una convención se oficializó el portazo del PV para formar un nuevo frente que apunta a competir en las próximas elecciones.

El bloque oficialista que encabeza Urtubey es amplio e incluye diferentes expresiones del peronismo, al Partido Renovador y sellos locales. La partida del kirchnerismo había sido minimizada por el propio gobernador. En el frente ven que la salida del PV (que encabeza el intendente de Tartagal, Sergio Leavy) impacta más en la connotación política que en el conteo fino de votos.

"Fundamos el frente para llevarlo a Urtubey a la gobernación. Ahora cambiaron de ideas y nosotros no. Por eso debemos seguir por caminos separados", dijo el legislador Ramón Villa, quien hace una semana había cuestionado el acercamiento del mandatario al presidente Mauricio Macri.

Los integrantes del PV expresaron sus deseos de articular un nuevo frente "verdaderamente nacional y popular", al que podrían convocar a "radicales arrepentidos" y "sectores de la izquierda".

Volver

Volver

© Tiempo Fueguino 2017 - Todos los derechos reservados