Imprimir

Denunciaron un intento de rapto a una joven de 19 años

2017-05-17 |

Una joven de 19 años aseguró haber sido atacada por dos sujetos, quienes habrían intentado subirla por la fuerza a un automóvil. La víctima brindó un relato, asegurando que debió radicar dos veces la denuncia, ya que la primera vez, se lo habrían tomado en un papel común, el cual nunca apareció. Desde la Comisaría Primera aseguran que si bien se investiga el hecho, no había registros de que la joven se haya hecho presente en la sede policial a radicar la denuncia. Asimismo, habrían personas que la ayudaron, las cuales tampoco se presentaron, ni se cuenta con información de sus identidades. Finalmente, hasta el momento las cámaras de seguridad de la zona no han mostrado ninguna irregularidad al respecto.

 

RIO GRANDE.- Una confusa situación se encuentra siendo investigada en la ciudad de Río Grande. Durante las últimas horas, un mensaje comenzó a viralizarse a través de las redes sociales, donde se informada de un presunto intento de rapto de dos sujetos a una joven de 19 años. El hecho habría ocurrido sobre calle Espora y Obligado pasadas las 21 horas del lunes.

La joven, quien fue identificada como Cecilia Botturi se hizo presente en los estudios de la emisora radial Aire Libre, brindando un relato de todo lo sucedido.

Allí explicó que todo ocurrió al momento de salir de trabajar y que realizó un recorrido diferente al de todos los días, ya que momentos antes había acompañado a una compañera hasta su casa.

Al llegar a la calle Espora, la joven indicó que “en ese momento pasa  un gol negro modelo viejo de cinco puertas, estaciona pasándome a mí, se bajan estos dos muchachos y vienen corriendo hacia mi, pero no me agarran de frente, pasan de atrás mío y me agarran de atrás, uno de cada lado”, comenzó relatando. Asimismo, aclaró que sus pertenencias cayeron al piso, por lo que la intención de estos sujetos no era la de robarle. Aseguró que comenzó a forcejear, gritar pidiendo ayuda hasta que no le dio más el cuerpo.

Estos sujetos la habrían arrojado hacia el suelo y comenzaron a arrastrarla hasta el automóvil. En ese preciso momento un hombre baja de una camioneta, y con otra persona más, empujan a los presuntos atacantes, obligando a que los mismos abordaran el vehículo y se retiraran del lugar.

“Aparece la mujer de este señor que me levantó mis cosas. Era gente que me estaba ayudando, me subió al auto la mujer y cuando me di cuenta lo que estaba pasando y levanté la mirada y el gol ya no estaba, la camioneta del otro señor se estaba yendo pensé que a la persecución del gol”.

Continuando con el relato, la joven Cecilia brindó una descripción de los sujetos “El conductor tendría unos 40 o 50 años alto, corpulento, era morocho con pelo ondulado hasta los hombros y adelante toda una barba. Aspecto a primera vista  nada agradable. El acompañante era bajo con sobrepeso, más joven de unos 35 años, rasgos grandes. Nada fuera de lo normal, no eran tatuados o con piercings, que es lo que hoy en día se ve sospechoso. Eran dos personas normales”.

Por otro lado, indicó que la familia que la ayudó la acompañó hasta la Comisaría Primera, lugar donde habría radicado la denuncia. Lo sorprendente del relato, es que la joven aseguró que el policía de guardia tomó una hoja común, anotó un par de cosas y la hizo firmar a ella y a la mujer que la había ayudado y que supuestamente se encontraba con ella. Luego de la denuncia, la mujer se retiró, en tanto que la joven aseguró ser llevada hasta su vivienda por un efectivo policial a bordo de un patrullero.

Al llegar, le contó lo sucedido a su padre, quien a su vez la acompañó nuevamente hasta la comisaría para que le expliquen qué había sucedido. El padre a su vez, aseguró que en la dependencia policial le indicaron que no tenían ninguna denuncia, por lo que debió radicar nuevamente la presentación de todo lo sucedido. 

Lo sorprendente de la situación es que autoridades de la Comisaría Primera sostienen que no tienen ningún registro de la joven de haberse presentado en el lugar a radicar la primera denuncia. Si bien no se descartó el hecho y se comenzaron a realizar diversas medidas, dejaron entrever que la situación fue poco creíble. Hasta el momento se observaron las cámaras de seguridad de la zona donde se habría producido el presunto ataque, y por el momento no se ha logrado comprobar ningún tipo de irregularidad. Por otro lado, indicaron que las autoridades se entrevistaron con todo el personal que se encontraba de guardia al momento de que la joven asegura se presentó a denunciar, pero nadie la vio, ni tomó conocimiento del hecho, como a su vez, no quedó ningún registro de que un efectivo policial la trasladara a bordo de un patrullero hasta su domicilio.

Por el momento, aún no se presentaron las personas que habrían brindado ayuda a esta joven, ya que serían las únicas personas que podrían corroborar o no la historia de la joven, la cual por el momento cuenta con diversas situaciones que no logran encajarle a la policía.

Volver

Volver

© Tiempo Fueguino 2017 - Todos los derechos reservados